Métodos de ayuno intermitente y ayuno Beego

Métodos de ayuno intermitente y ayuno Beego

Comparte!
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Métodos de ayuno intermitente y ayuno Beego.- Beego es una práctica tradicional china de ayuno completo de solo agua desarrollada inicialmente con fines espirituales, que luego se extendió a fines de aptitud física. Beego incluye en particular un componente de inducción psicológica que incluye meditación y respiración abdominal, ejercicio corporal ligero y finaliza con un programa específico de realimentación gradual antes de volver a una dieta normal. 

Ayuno Beego ha recuperado su popularidad en las últimas décadas en China como una estrategia para ayudar a personas en condiciones no saludables o con síndrome metabólico, pero no conocemos estudios que examinen los efectos biológicos de esta práctica. 

Historia del Beego chino o ayuno chino

Beego, una articulación fonética en chino que significa no comer alimentos durante un período, fue practicada originalmente por los taoístas con fines espirituales en la antigua China. Comenzó en la dinastía Qin (del 221 a. C. al 207 a. C.) y se convirtió en una práctica popular en la dinastía Han occidental (del 206 a. C. al 24 d. C.), extendiéndose a los propósitos de aptitud física y mental. 

Al igual que el Gongfu o las artes marciales, el beego es parte de la cultura tradicional china en el fitness. Pero a diferencia del Gongfu, que requiere cierto talento físico, el beego puede ser practicado por personas comunes. 

Métodos de ayuno intermitente y ayuno Beego

Métodos de ayuno intermitente y ayuno Beego
Métodos de ayuno intermitente y ayuno Beego

¿Como hacer ayuno Beego?

Beego consiste en dos fases, comenzando con una fase de ayuno completa de solo agua durante días o semanas, seguida de una fase de realimentación gradual durante no menos de la mitad de la duración del ayuno hasta la dieta normal. Inducción psicológica o regulación de la mente, que incluye, entre otros, la meditación, se utiliza para mitigar la sensación de hambre, en particular en los primeros días de ayuno. 

Durante la meditación, se utiliza un método de respiración abdominal para inhalar suficiente oxígeno y exhalar más dióxido de carbono. Además, el ejercicio corporal ligero se incorpora al programa beego para facilitar esta práctica. En las últimas dos décadas, con un rápido aumento de la población en condiciones de sobrenutrición o con síndrome metabólico, también hay un volumen de rápido crecimiento de chinos que participan en beego.

Métodos de ayuno intermitente y ayuno Beego ➤

Hola, soy Salvador, entrenador personal, asesor de nutrición y gestor nutricional independiente para Herbalife. Puedo ayudarte a conseguir tus objetivos deportivos y nutricionales de una forma segura y eficaz, SIN EFECTO REBOTE!

¿Necesitas perder peso?
¿Te sientes cansado y sin energías?

HAZ AHORA TU
ESTUDIO NUTRICIONAL GRATUITO

Y DESCUBRE CÓMO SOLUCIONARLO

Beego es el origen de los principales métodos de ayuno

Beego en China se ha basado tradicionalmente en la experiencia que se transmite de boca en boca y presenta una guía psicológica, sin embargo, no conocemos estudios que examinen la práctica; por el contrario, el ayuno con fines terapéuticos en Occidente se ha estudiado intensamente desde principios de la década de 1900, incluidas modalidades como la inanición prolongada o aguda, el ayuno de solo agua, y varias fórmulas de ayuno menos estrictas o incompletas. 

Las fórmulas de ayuno incompleto parecen ser más favorecidas en los países occidentales e incluyen restricción de calorías, ayuno intermitente, dietas que imitan el ayuno y ayunos periódicos a corto plazo de solo agua con un mínimo de calorías o suplementos. Contrariamente a las dificultades en el estudio de la biología del ayuno completo que excluye la utilización de animales (ya que algunos animales no pueden sobrevivir al ayuno completo durante días), los estudios sobre el ayuno incompleto utilizando principalmente roedores modelo han revelado respuestas fisiológicas que promueven la salud y han descubierto mecanismos subyacentes que pueden explicar estas respuestas. 

Beneficios del ayuno intermitente o incompleto

Las repuestas del organismo ante un ayuno incompleto, son principalmente, cetogénesis, modulación hormonal, inflamación reducida, memoria inmunológica, promueve la regeneración y reduce la autoinmunidad y los síntomas de la esclerosis múltiple y el ayuno confiere protección en la autoinmunidad del sistema nervioso central al alterar la microbiota intestinal. El ayuno también afecta la dinámica de las células inmunitarias y las respuestas inmunitarias de las mucosas, y aumenta la resistencia al estrés, la lipólisis y la autofagia. También se ha constatado que la restricción calórica retrasa el inicio de la enfermedad y la mortalidad en los monos rhesus. 

Más alentador es que las investigaciones clínicas en países occidentales indican que el ayuno reduce la obesidad y la hipertensión, mejora el estrés oxidativo, enfermedades cardiovasculares,  riesgo de cáncer, artritis reumatoide, síndrome metabólico, osteoartritis, fibromialgia, dolor crónico, memoria, reloj circadiano y múltiples aspectos de la calidad de vida. 1

En estudios contractados, se ha confirmado que practicar ayuno con este método Beego reduce la formación, activación, agregación y desgranulación de plaquetas, lo que reduce el riesgo de trombosis, pero mantiene la hemostasia al mantener los niveles de factores de coagulación y otras proteínas hemostáticas. 

Forma practica de hacer ayuno beego

Aquí proponemos un método de practicar ayuno beego que comprende ayuno (cohortes de 7 y 14 días) y una fase de realimentación programada de 7 días. En este método además de detectar mejoras en la fisiología cardiovascular y reducción selectiva de la presión arterial en sujetos hipertensos. Igualmente este método beego disminuye selectivamente el triacilglicerol (TG) en sangre en sujetos con niveles altos de TG y aumenta el colesterol en todos los sujetos durante el ayuno; sin embargo, los niveles de colesterol se normalizan después de completar el programa de realimentación. 

Nuestro estudio apoya que el beego supervisado reduce el riesgo de trombosis sin comprometer la capacidad de hemostasia. Además, nuestros resultados respaldan que el hecho de someterse a supervisión médica puede implementarse como una intervención no invasiva para reducir el riesgo de trombosis, y sugieren varias líneas de investigación intrigantes para estudios futuros sobre esta práctica de ayuno.

Carrito de compra
Portal Inmobiliario ➤ https://www.pisofincasa.com/anuncios/